Los lagos artificiales

El río - Los lagos artificiales

En el curso del río Negro se ubican tres importantes embalses que forman grandes lagos artificiales para las represas de generación de energía hidroeléctrica, que no sólamente han cambiado el curso en sí de la vía fluvial, si no en gran parte del paisaje de su cuenca.

La represa del Rincón de Bonete se cerró en 1945, creando un lago de 1.500 km2 en el que se almacenan más de nueve kilómetros cúbicos de agua. La inundación cubrió totalmente la región, transformando cerros en islas (Cardozo), rincones en penínsulas (San Gregorio) y bocas de arroyos en ensenadas. Hubo que desviar la vía férrea, sumergida a la altura de la estación Cardozo. Quedaron bajo agua los más famosos montes del río Negro (Carpintería de Tacuarembó, San José, San Jorge, etc.).

Sin contemplarlo, es difícil imaginar la extensión del lago; pero para ejemplarizarla basta decirs solamente que en el medio de él (entre el Cardozo y el Carpintería de Durazno), desde la cubierta de un remolcador, sólo se ve cielo y agua hacia el norte y hacia el sur. Y desde la barra del Tacuarembó hasta la represa se pueden navegar 60 millas, la distancia que hay desde Punta del Este al Buceo.

El río Negro, comienza a ensancharse después de Paso Ramírez. En la barra de los arroyos Clara y Malo se forma un delta con un archipiélago de islas y montes sumergidos. Entre ellos corre la cuchilla de Once Cerros, cuyas últimas estribaciones llegan al sur de Paso Hondo, sobre el Malo. Los montes de estos arroyos son, los más grandes de los que aún quedan sobre el río Negro. Al sur del Rincón de Alonso, donde los arenales ascienden a más de 30 m. sobre el río, se vuelve a cerrar el cauce en el Paso de los Ladrones, donde cruza por una angostura de piedra. Termina allí el primer lago; después el río vuelve a adquirir su cauce ensanchándose en las viejas bocas de los arroyos.

Luego de dejar atrás el Paso de Oribe, donde lo cruza una balsa, se llega a San Gregorio del Polanco; allí se ensancha, formando el verdadero lago.

Después del Bonete, el río Negro cruza por Paso de los Toros y deja de correr para formar el embalse de Baygorria.

Éste ha inundado menos campo, pero en cambio ha cubierto las bocas de los arroyos Salsipuedes, Tres Árboles y Rolón, que vienen del norte corriendo sobre terrenos basálticos. Las orillas "peladas" del lago conforman un aspecto desolado a esta región, antes cubierta de frondosos montes.

Aguas abajo de Baygorria, el río Negro conservaba pendiente, que fue aprovechada con otra represa en Paso Palmar, pues se desechó la construcción, primitivamente proyectada, de un embalse en Paso del Puerto.

En Paso Palmar la represa de la central "Constitución" (inaugurada oficialmente el 22 de diciembre de 1981, aunque la generación de energía comenzó el 21 de octubre de 1982) han generado un gran y fascinante espejo de agua que tiene unos 320 km². Una de las consecuencias fue que el cauce del Arroyo Grande se remontó de tal forma que cubrió absolutamente el viejo pueblo Andresito (cuyo nombre se debe al lugarteniente de Artigas llamado Andrés Guacararí) en el departamento de Flores.